Saide de Octavio Escobar Giraldo

En La Tercera, 24 de octubre, página 66

por Alvaro Matus

“Con toda seguridad usted ha visto cuerpos destrozados en las películas, mi joven amigo. En la vida real son menos espectaculares, más corrientes”. Quien habla, mientras las aspas del ventilador luchan por templar el aire, es el doctor Díaz Plata. Sólo interrumpe el relato para beber pequeños sorbos de jugo de tamarindo, su único placer. Pero antes tuvo otro: Saide, la hija de un inmigrante libanés que, a los 25 años, fue acribillada en la carretera que une Cali con Buenaventura. Alrededor de su muerte se  teje una historia sutil y feroz, en la que intervienen un traficante de poca monta y el jefe de correos del pueblo, quien ees el que escucha la confesión de Díaz Plata y cuenta la historia al lector. Con poquísimos elementos, Octavio Escobar Giraldo crea una novela sorprendentemente real, donde el arcotráfico carece de toda estridencia. Es sólo rudio de fondo, como el mar, el sexo, los celos, el calor y las cervezas bien heladas que toma el narrador.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: