archivo

Archivos Mensuales: febrero 2009

En El Mercurio, Revista de Libros, domingo 15 de febrero de 2009

Perdidos en el mapa

Por Roberto Merino

(…) El estrecho rincón es una novela total: una novela que se hace deseable en aquellos momentos en que uno no soporta un minuto más las convenciones del género. El gran pase de magia de Maugham consiste en dar la impresión de que la literatura no es nada ante los destinos humanos, y, por tanto, su empeño –siempre logrado– es hacerla desaparecer.

Texto completo en

http://diario.elmercurio.com/2009/02/15/al_revista_de_libros/revista_de_libros/

Anuncios

En Las últimas noticias, http://www.lun.com, miércoles 11 de febrero de 2009

Recuerdos de un estudiante pobre, Jules Vallès, Periférica, 2007, 173 páginas

por Leonardo Sanhueza

La obra de Jules Vallès es una representante tardía del realismo francés y es conocida principalmente por una trilogía autobiográfica cuyo primer volumen, El niño, fue publicado en 1881, es decir, un año después de la muerte de Flaubert y en un contexto literario dominado por el simbolismo. Quizás por eso su figura ha sido un tanto opacada y reducida a las lecturas obligatorias de los escolares francófonos. Su rezagada aparición en el panorama literario se debe en gran medida a su labor como agitador y revolucionario: fue sindicado como cabecilla en la Comuna de París, lo que le valió una condena a muerte que luego fue conmutada por exilio. En su momento, Zola se lamentaba de que un hombre del talento de Vallès “se perdiera” en afanes extraliterarios. En este libro –que es tanto una novela de artista como un volumen de memorias–, el autor rememora su juventud en Nantes y París, recreando apasionadamente el surgimiento de la vida bohemia y su actitud combativa contra los ideales burgueses, entre ellos el de la educación como ticket de ascenso social, en un relato extraordinario cuya prosa rápida y nerviosa vivifica escenas al punto de que parecen ocurridas esta mañana.

La Tercera, 8 de febrero de 2008

Alejandro Zambra comenta:

(…) Lo que falta (en el Maletín literario) es audacia o esa dosis de arbitrariedad inevitable en un buen catálogo. Una señal favorable, en este sentido, es la inclusión de La famosa invasión de Sicilia por los osos, un libro precioso y divertidísimo  y, por caro y escaso, inaccesible. Seguramente, algún jurado coló a Dino Buzzati a fuerza de asentir a la elección de los los demás. Esa excepción debería ser la norma,  el espíritu del maletín: remover el canon; elegir los libros raros y bellos que hubiéramos querido encontrar en casa cuando niños.

La Tercera, 30 de enero de 2009

“Este año se suman títulos atractivos, tanto por su calidad como porque representan una verdadera apuesta: La famosa invasión de Sicilia por los osos de Dino Buzzati (Gadir Editorial), Asterix y Suprecifuentes del dibujante Hervi”.

*Este libro estará en marzo en librerías, junto a otros cinco de Buzzati editados por Gadir.

En La Tercera, sábado 7 de febrero 2009

Cómo se salvó Wang-Fo, de Marguerite Yourcenar

Nadie pintaba como el viejo maestro Wang-Fo. Sus cuadros tenían un don especial: eran vivos y más hermosos que la realidad. Famoso en todo el imperio, vivía recorriendo los caminos con su discípulo Li. Sin embargo, el arte que creaba se volvió contra él: el emperador, que creció rodeado de sus pinturas, lo acusó de pintar mundos inexistentes y lo condenó a la ceguera. Edición ilustrada para niños de uno de los Cuentos orientales de Marguerite Yourcenar. Poético y lleno de sutilezas. (Gadir, $18.000)

En The Clinic, jueves 5 de febrero de 2009

Paranoia, poder y autoerotismo: La concubina de Dios

por Tal Pinto

En 1884, Daniel Paul Schreber, abogado, jurista y magistrado de Chemnitz, tuvo una crisis nerviosa. Tenía poco menos de cincuenta años. Un delirio hipocondríaco, como diagnosticaría su médico tratante, el doctor Flechsig, lo tuvo internado en un sanatorio en Leipzig por un período de seis meses, tras los cuales su psiquiatra estimó que estaba totalmente repuesto y listo para reintegrarse a su vida profesional, lejos de los loqueros y los locos. Sin embargo, a finales de octubre de 1893, cuando Schreber ya había sido nombrado Presidente de la Corte de Apelaciones de Dresde, le sobrevino una segunda crisis de mucha mayor intensidad, marcada por frecuentes insomnios y, cuando podía dormir, perturbadores sueños. Su cuadro patológico, como describe el informe del doctor Flechsig, citado por Freud, se hizo más complejo: a los delirios de naturaleza hipocondríaca se le añadieron variantes paranoides; Schreber pensaba, o alucinaba, que lo perseguían. Con el tiempo, cuando el delirio llegara a su clímax, se revelaría la identidad de su perseguidor: Dios. Daniel Paul Schreber estaba convencido de que Dios quería apoderarse de su alma, que era víctima de un “almicidio”. (….)

Schreber murió en 1911. Sus Memorias de un enfermo de nervios probaron ser caldo de cultivo para diversos intelectuales, desde Lacan hasta Benjamin. Sólo queda celebrar la presente reedición –que incluye textos de Freud, Canetti y Roberto Calasso– de un libro fundamental para comprender más de cerca cómo la paranoia se padece y manifiesta en un mundo en que las distancias entre quienes detentan el poder y quienes no lo tienen son cada vez más grandes y ambiguas.

Memorias de un enfermo de nervios, Daniel Paul Schreber. Sexto Piso, 2008, 652 páginas.

Lee el artículo completo en http://www.theclinic.cl, edición impresa del 5 de febrero de 2009.