Agape se paga de William Gaddis

En La Nación, lunes 6 de abril de 2009

Lúcido viejo cascarrabias devela fisuras de la tecnología

por Danielo Maestre

Comparado con Salinger y Bernhard, William Gaddis es desconocido en América Latina. “Ágape se paga”, novela póstuma y rabiosa, aterriza en el país como punta de lanza del desembarco de su obra. En ella el autor despotrica contra el Estado, destroza instituciones y duda de los artistas contemporáneos.

William Gaddis, neoyorquino nacido en 1922, es un escritor de culto. Comparado con Pynchon, Salinger o Bernhard, se le vio poco en público por su creencia de que “los escritores debían ser leídos y no vistos”.

Por eso, siempre vivió oculto y rodeado de cierto halo de misterio. Incluso llegó a especularse que él y Thomas Pynchon eran la misma persona. Gaddis murió en 1998 luego de publicar cuatro libros.

El título que llega ahora a Chile editado por la editorial hispano-mexicana Sexto Piso, es “Ágape se paga”, libro póstumo de 116 páginas en el que el escritor trabajó durante sus últimos años.

Su obra está compuesta además por las novelas “Los Reconocimientos”, “Carpenther’s Gothic”, “Su pasatiempo Favorito” (con el primero y este último ganó el National Book Award for Fiction), para finalizar con el libro de ensayos “The Rush for Second Place”; todos títulos que planea publicar Sexto Piso.

La lectura de Gaddis implica una imprevista riqueza y dificultad. Es un texto que te arrastra a ratos sin saber hacia dónde te conduce.

Un relato algo caótico que coquetea con el ensayo y que obliga al lector a un esfuerzo, a un trabajo mental al que nos tienen desacostumbrados en la literatura contemporánea.

Rodrigo Fresán, haciendo las veces de maestro de ceremonia, prologa el libro de este genio incomprendido: “En un mundo que amaba las certezas, los casos sumariamente cerrados, lo que resultaba más atractivo del método Gaddis era que se convertía continuamente en un maestro indiscutible y visionario a la hora de revelar fisuras, errores y abusos en los pretendidos sistemas de orden establecidos, ya fueran artísticos, legales, políticos o financieros”.

Así, el propio Gaddis refrenda al autor de “Mantra”: “Todo lo que estaba llamado a decorar, embellecer y magnificar se convertía en un vehículo del fraude, el engaño y del dinero, el dinero, el dinero. Siempre el dinero, es el corazón de América”.

ABUELO ARRIBA DEL BALÓN

“Ágape se paga” trata sobre un escritor viejo, que desde su lecho de muerte recorre los fragmentos literarios de un estudio algo árido sobre la progresión de la imposibilidad de la autenticidad de la “obra de arte” en el contexto del avance de la avasalladora tecnología.

El veterano en su delirio de hombre dopado cruza autores y fragmentos de Miguel Ángel, Tolstoi o el músico Glenn Gould.

Los remedios lo hacen alucinar y mezclar sueños donde el trabajo en el que ha estado imbuido por años se desintegra, llevándose las décadas de laburo en una suerte de simbología que atenta contra esa juventud arrogante que cree que todo es fácil.

El tópico de la mecanización de las artes, representado en la metáfora de la pianola como materialización de la panacea democrática en la que cualquier hombre puede ser un “artista” termina convertido en un agudo discurso contra la sociedad moderna, con su profunda sed de dinero y fama.

Su relato es ácido, no hace concesiones y diagnostica certeramente los efectos de la tecnología, no exclusivamente en el arte, sino en la vida cotidiana de cualquier hombre.

En el fracaso de Gibbs como el personaje del escritor moribundo que cruza coordenadas azarosas, radica el logro de Gaddis, que hoy alerta, quizás desde el infierno, sobre la música invisible, pero certera, de los sistemas alienantes e inhumanos que rodean al arte.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: