Bukowski: Secuelas de una larguísima nota de rechazo

La Nación, miércoles 6 de mayo de 2009

Hank, hijo del rechazo: primer relato de Bukowski llega ilustrado

Por Danielo Maestre

“Secuelas de una larguísima nota de rechazo” es el primer cuento que Bukowski mandó a una revista para su posible publicación. Una comedia de errores graciosa y fresca acompañada de las ilustraciones del prestigiado dibujante Thomas M. Müller.

El libro en cuestión que nos ofrece editorial Nórdica es un relato autobiográfico que Bukowski escribió a los 24 años, pero después del rechazo y lo engorroso que resultaban los trámites de publicación, lo llevó a dejar la literatura durante diez años.

Hoy el texto vuelve convertido en un objeto de culto, mezcla de cómic de colección a cargo de Muller, un alemán que ha expuesto sus trabajos en Moscú, París, Nueva York y Tokio.

En el libro, el cuento sintetiza toda la frustración que experimentan los jóvenes escritores que se desilusionan con el funcionamiento del sistema editorial o el universo de la publicación en revistas, pero como se trata de Chinaski, da un giro imprevisto y con un latigazo de sarcasmo nos sienta de la sorpresa, pasando por el desenfreno, el humor y la complicidad con el lector.

Nosotros te llamamos

Empieza contando, como el propio título lo indica, la larga nota de rechazo que una editorial envió al escritor y se desarrolla un trepidante paseo de final desopilante. Esta es la larguísima nota de rechazo que recibió Bukowski y que abre el relato: “Estimado señor Bukowski: Una vez más, nos encontramos ante un conglomerado compuesto por una parte extremadamente buena y por otra atestada de idolatradas prostitutas, de escenas de vómitos sobrevenidos a la semana siguiente, de misantropía, de elogio del suicidio, etc., que es algo que una revista no puede publicar de ninguna de las maneras. No obstante, se trata de algo muy parecido a esas odiseas que viven determinado tipo de personas, y creo que en ese sentido ha hecho usted un trabajo auténtico. Probablemente publiquemos algo suyo en alguna ocasión, aunque no sé cuándo exactamente. Eso depende de usted. Se despide atentamente, Whit Burnett”.

Después de leer la carta, Bukowski pensó “que sólo llevaba escribiendo dos años, dos cortos años. Hemingway tardó diez y Sherwood Anderson cumplió los cuarenta antes de que le publicaran algo”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: