Amor en clima frío, de Nancy Mitford

La Tercera, sábado 15 de mayo de 2010

El baile de los excéntricos

por Juan Manuel Vial

La correspondencia que por más de dos décadas mantuvieron Evelyn Waugh y Nancy Mitford es uno de los intercambios epistolares más cómicos, sagaces y gratos de leer del siglo XX. Al humor malicioso, a la queja abusiva, a la diatriba colérica y al metódico pelambre social practicado por Waugh en sus cartas, la querida Nancy respondía siempre con dulzura, cinismo y una exquisita frivolidad calculada. A mediados de los años 40, él era un escritor que estaba a punto de alcanzar en Inglaterra una fama muy bien ganada; ella, por su parte, era una aristócrata que había sido criada junto a sus cuatro hermanas de manera un tanto excéntrica (las Mitford, cada una por diferentes razones, dieron mucho que hablar en Europa), pero que ya se había cansado de su empingorotado entorno y de su patria: una vez terminada la guerra, Nancy se marchó a París. Y allí permaneció hasta morir.

Aunque fue una escritora completa, Nancy Mitford nunca se tomó muy en serio a sí misma como autora. Puede que las innumerables pullas de Waugh al respecto tuvieran algo que ver (con una botella de whisky en el cuerpo, el autor de Decadencia y caída podía ser más cruel de lo recomendable), pero la verdad es que el respeto de Nancy por la literatura estaba sustentado en una convicción sumamente sensata: no era ella la llamada a cambiar el destino de las letras inglesas, por lo tanto, no estaba obligada a convertirse en una artista primordial ni a darse aires de suficiencia. Luego de publicar la más exitosa de sus novelas, A la caza del amor, Mitford publicó en 1949 Amor en clima frío, en donde retoma la existencia de algunos de los peculiares personajes aparecidos en su libro anterior.

Ambientada en los años 30, Amor en clima frío retrata a la más tradicional aristocracia inglesa en su hábitat natural, que por supuesto no es Londres, sino aquella vasta heladera llamada campiña. La novela transcurre principalmente dentro de dos grandes propiedades rurales, aunque si de lujos y sofisticaciones se trata, la primera de ellas, Hampton Place, no admite comparación alguna con Alconleigh, que es precisamente de donde proviene Fanny, la sencilla narradora que escribe en primera persona (el estilo de Mitford es simple, aunque es fácil percibir la concienzuda elaboración tras esa aparente sencillez). Documentalista de las existencias de los excéntricos pero nunca estridentes personajes que la rodean, más que protagonista en sí misma, Fanny va dibujando un admirable cuadro de época, sobre el cual dispone algunos ligeros trazos de sátira y otros vistosos toques de humor y cinismo.

Decidida a no forzarlos a marchar bajo el yugo y los sofocos de una historia lineal, Mitford permite que sus inolvidables personajes se desenvuelvan por sí mismos. El efecto para el lector es el de asistir a un inolvidable baile de gala, en el que tratará con un ex virrey de la India sometido a su implacable esposa; con una hermosa, hermosísima muchacha, tan fría como un puñal; con un anciano libidinoso y snob que demuestra pasión por los árboles genealógicos rimbombantes y que tiene un especial talento para las labores de punto y palillo; con un graciosísimo diletante homosexual que a ratos recuerda al joven Oscar Wilde; en fin, con una serie de encantadoras personalidades que siempre tienen presente el siguiente aforismo: “Trata con finura a las chicas, nunca se sabe con quién se casarán”. Amor en clima frío es, sin duda, una novela que a Waugh, otro grandísimo snob, le hubiera gustado escribir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: